sábado, 14 de julio de 2012

El mexicano Ulises Dávila, al Sabadell

El equipo de Lluís Carreras va a practicar un fútbol de toque con un 100% de seguridad, ya que a los principios del míster se están uniendo mimbres aptos para tal juego. El último en incorporarse ha sido el mexicano Ulises Dávila.

Ulises llega cedido al club catalán procedente del Chelsea, que lo adquirió en agosto del 2011 cediéndolo también al Vitesse holandés. El club ingles se fijó en el mexicano tras su rendimiento mostrado en Chivas, y lo fichó por 5 años, aunque ahora la prioridad desde Londres es que se vaya curtiendo.

Se trata de un jugador de ataque, pero no es un delantero centro. Donde más daño hace es jugando de segunda punta, con libertad de movimiento ya que ocupa espacios entrelíneas a la perfección. Se caracteriza por un gran regate en espacios cortos, aunque a veces peca de excesivo individualismo, ya que gracias a su 1,70 posee un centro de gravedad muy bajo, forzando una gran cantidad de faltas.