martes, 3 de julio de 2012

El ascenso como objetivo prioritario

Una de las sensaciones el año pasado, el Córdoba, busca que la temporada anterior sea la de transición hacia la gloria. Con el objetivo de ascender a Primera División, tras caer frente al Valladolid en los play off, con la baja de Paco Jémez ocupará el banquillo Rafael Berges, dando continuidad a la confianza depositada en hombres de la casa.

La única incorporación hasta el momento del conjunto califal es la de Joselu, cedido un año por parte del Villarreal con la, con perdón, vomitiva cláusula de no poder jugar frente a tu propietario. Soy de la opinión de que si no quieres a un jugador, no le temas, porque en teoría los que tienes son "mejores". Joselu da un salto de calidad al equipo blanquiverde, ya que se caracteriza por una gran movilidad, gran compromiso y trabajo y lo que está muy difícil, o caro, de encontrar: el gol.

Suenan numerosos nombres, como los casi hechos (a falta de acuerdo total de las partes) Adrián Sardinero y John Ayina, por lo que el Córdoba sigue apostando por futbolistas con hambre de fútbol. Lo que está claro es que lo fundamental en el equipo blanquiverde es mantener los mimbres forjados la campaña pasada, a pesar de que el modelo de gestión conformado es de "club vendedor" ante las dificultades económicas. El auténtico culebrón del verano tiene nombre y apellido: Borja García.