viernes, 31 de agosto de 2012

El CD Lugo al detalle

El próximo adversario al que se enfrentará el Córdoba Club de Fútbol será el CD Lugo, un equipo recién ascendido a la categoría de plata pero cuyo rendimiento no refleja tal hecho. La entidad gallega se ha reforzado muy bien con hombres que posteriormente detallaremos y, además, Quique Setién continúa una temporada más. Es un equipo muy joven, pues del teórico 11 inicial el único jugador que supera la treintena es David de Coz.

El esquema que habitúa Setién es el 1-4-2-3-1, con un doble pivote muy marcado. Es un equipo que trabaja en espacios muy reducidos, ya que a pesar de no ir a presionar excesivamente arriba adelantan muchísimo la  línea defensiva para achicar espacios al rival. Ello tiene un hándicap, y es que están teniendo serios problemas cuando el adversario busca la espalda de su defensa.

En portería, el indiscutible Yoel Rodríguez. Un refuerzo de lujo para la portería gallega que desde el primer partido está al nivel que ya demostró en el Celta. Portero muy ágil, muy seguro por arriba y con un buen juego con el pie. Uno de los mejores porteros de la categoría, avalado además por la experiencia que posee en la categoría, por lo que el veterano José Juan es suplente a la sombra de Yoel.

En defensa, línea de 4. En el lateral derecho el veterano David de Coz, que sigue a muy buen nivel con una gran proyección ofensiva pero también disciplinado en funciones defensivas. Pareja de centrales para Fran Pérez y Pavón, que lo han jugado todo en lo que llevamos de temporada. Es lo más flojo del equipo gallego, ya que sufren con la línea tan adelantada al no ser zagueros que destaquen precisamente por su velocidad/cambio de ritmo. Y en el lateral izquierdo el capitán Manu, un auténtico baluarte a pesar del fichaje de Raúl Fuster. Posee buena salida de balón y también se incorpora al ataque pero en menor medida que David de Coz.

En la medular, por delante de la defensa Setién opta por un doble pivote que es fundamental para dar equilibrio al equipo. La pareja la conforman Pita y Seoane, por lo que la destrucción esta asegurada, unida a una aceptable salida de balón, lo que provoca una mayor liberación en tareas defensivas de Héctor Font. Ello le permite tener mucha mayor libertad de movimientos para la oxigenación de la posesión gallega, ya que es la pieza clave en tareas de elaboración. En bandas, los teórico titulares serían Pablo Álvarez y Tonetto, aunque el primero no podrá estar frente al Córdoba por problemas musculares. El posible sustituto del ex del Deportivo sería Óscar Díaz, un jugador de menos recorrido y menos comprometido defensivamente pero con una gran calidad y buen regate. Por su parte, Diego Tonetto posee una zurda de mucha calidad, que se asocia a la perfección con sus compañeros y con muy buen golpeo, por lo que el equipo blanquiverde debe andar con cuidado con el argentino.

Y como referencia el argentino Mauro Quiroga, que a sus 22 años intentará consagrarse en la Liga Adelante tras su paso por la UD Las Palmas. A pesar de su corpulencia, es un delantero rápido (dentro de sus límites) y que tira muy bien los desmarques a los compañeros. Va bien por arriba, lo que permite en situaciones de apuro a la defensa gallega lanzar el balón largo buscando a Quiroga para que aguante el balón.

JUGADOR A SEGUIR: Yoel Rodríguez. Es uno de los mejores porteros, si no el mejor, de la categoría y ha comenzado la temporada a muy buen nivel. Sus paradas están siendo claves para que el Lugo solamente haya encajado un solo gol consiguiendo 4 de los 6 puntos que se han disputado hasta el momento.

PELIGROS: El Lugo hace mucho daño en ataque sobre todo por el franco derecho, ya que las subidas de David de Coz generan un 2 contra 1 realmente peligroso. A balón parado es un equipo bien trabajado, con buenos lanzadores desde ambos perfiles con Héctor Font y Diego Tonetto.

CLAVES: El Córdoba debe arrebatar el dominio al Lugo y para ello es fundamental un marcaje cercano a Héctor Font. Además, hay que robar en zonas peligrosas y buscar rápidamente la espalda de los centrales puesto que se muestran algo dubitativos y hay en ocasiones desequilibrios tácticos entre ellos.