jueves, 14 de marzo de 2013

Exigencias de favorito

El único objetivo del Almería es volver a la Liga BBVA por la vía rápida con nombre y apellido: ascenso directo. Como ejemplo paradigmático, cabe recordar la destitución de Lucas Alcaraz la pasada campaña a pesar de tener al equipo en posición de playoff. No queda ahí, el mercado invernal ha traído las incorporaciones de Pallardó, Rubén Suárez e Iago Falqué. Golpe de talonario a las salidas de Casquero, Ñíguez y Ulloa como plus a un proyecto que combina experiencia y juventud conformando un cóctel letal que posee la obligación de aspirar a todo.

El esquema de inicio de Xabi Gracia es inamovible: 1-4-2-3-1. Pegada descomunal versus problemas en defender las transiciones del rival. La condición de segundo máximo goleador de la categoría (con 52 goles, sólo por detrás del FC Barcelona B) se equipara con errores defensivos muy marcados, aunque en menor medida que a inicios de campaña.



Trascendencia de las bandas

El rol de favorito que acompaña al Almería repercute de modo asiduo en planteamientos más conservadores del rival. Romper líneas mediante la profundidad por banda se fundamenta como una de las vías más afianzadas por el conjunto rojiblanco. Extremos de muchísima calidad y desborde como Carlos Calvo y Aleix Vidal y laterales de largo recorrido como Gunino y Christian son los soportes para buscar el 2x1 en banda. La excepción a la regla la pone Iago Falqué, cuya demarcación posicional es la de extremo zurdo, trazando constantes diagonales e incrustándose en zona de medios para marcar diferencias de tres cuartos en adelante. 

El doble pivote 

Versatilidad, experiencia y buen estado de forma son algunos de los calificativos de Verza y Corona. La campaña de ambos está siendo espléndida, hasta tal punto que han "forzado" la salida de Casquero ante la falta de minutos. Con el paso de los años Verza ha pulido su falta de intensidad en materia defensiva y ha sabido asumir la faceta que debe cumplir en este Almería. Al trabajo solidario en tareas de recuperación, hay que unir que en ataque habitúa a retrasar su posición para ofrecer salidas claras de balón, siendo normalmente el hombre que inicia las circulaciones. Corona se mueve con mayor libertad, alterna el abrir espacios a Verza con el ofrecimiento en corto. Eso sí, ambos son realmente peligrosos con sus respectivos disparos de media-larga distancia. 

La dupla Soriano-Charles

Son los realizadores del Almería con 9 y 19 goles, respectivamente. Escalonados, con Soriano haciendo las veces de mediapunta y Charles de referencia. En defensa, ambos contribuyen. Conforman la primera línea de presión marcando la partitura que debe tomar el resto del equipo en defensa, ya que alternan el todo campo con fases de repliegue. Nunca se desmarcan buscando la misma zona, si uno apoya en corto el otro tira en largo, y atacan los centros laterales alternándose las tareas de primer y segundo palo.