viernes, 29 de agosto de 2014

Scouting: RC Celta de Vigo

Relevo parcial. Luís Enrique dejó la impronta de equipo ganador y con personalidad. Conjunto dinámico, vertical y con pegada. La idea de Berizzo es, al menos de momento, dar continuidad al proyecto con el añadido de la agresividad defensiva. Un hombre que conoce la casa y que ha sido mano derecha de Bielsa. El optimismo en Vigo es alto. La permanencia es prioritaria, pero se intuye un año bonito para los celestes con la Europa League como incentivo.

Balón controlado desde la base


Jugar desde atrás es una elección y buscar la eficiencia genera una contraprestación. Se requieren defensas con buen trato de balón y, salvo excepciones mediáticas, estos no destacan por ser grandes marcadores. Cabral y Fontás, el ejemplo. Berizzo declina la salida lavolpiana y ellos dos asumen responsabilidades si solo sale un punta a la presión. El 2x1 y la capacidad técnica de ambos, argumentos suficientes para arriesgar desde la base. Si los atacantes pican al espacio sufren y adelantan posiciones convirtiendo la anticipación en su mejor aliada.

Verticalidad y agresividad


El Toto persigue acrecentar la agresividad del conjunto celeste. En defensa,  queda margen de mejora, siendo Jonny el más intenso. Es la tarea pendiente. Y en ataque los de Berizzo son verticales. Los perfiles de los volantes Krohn-Dehli y Álex López contribuyen y el ritmo de los de arriba es vertiginoso. El equipo busca ser dominador pero no le incomoda convertir el encuentro en un toma y daca. La ruptura de Larrivey enriquece y el juego en largo hacia el argentino es una alternativa viable.

Asimetría en los costados 



El 1-4-3-3 se vuelve asimétrico. Orellana, en la derecha, juega sobre la cal y ensancha al equipo. Es rápido y el control ya contiene el objetivo de encarar al contrario. Suele ir hacia fuera y buscar el centro para Larrivey. Por su parte, Nolito parte en izquierda y tira diagonales, crea superioridad por dentro y su gran juego asociativo marca diferencias. En el 1x1 es un látigo, eléctrico y con chispa, unido al plus en forma de autoestima.