viernes, 19 de septiembre de 2014

Scouting: Sevilla FC

La regularidad como requisito indispensable. La Champions League está cara, mucho. Una plaza para un ramillete de equipos que oscilará en función de los invitados sorpresa. Retener a Bacca e incorporar a Iago Aspas, Deulofeu y Denis Suárez, entre otros, declinan la balanza hacia la ilusión a pesar de las salidas de Rakitic y Fazio.

En defensa, equipo con las líneas muy juntas.


El Sevilla FC defiende en pocos metros. Krychowiak e Iborra, el doble pivote, persiguen al rival que invade sus zonas competentes. Genera un efecto negativo: si la marca va lejos, lo atosigan, generándose espacios a sus espaldas. Un equipo compacto, muy físico y agresivo. Contemplan la anticipación como el antídoto infalible para abortar las progresiones rivales y ello requiere concentración máxima.



Acciones a balón parado, una alternativa viable.


Las acciones a balón parado (ABP) seducen a Emery. Las percibe como una alternativa al juego, una vía rápida para desatascar partidos, y les confiere una importancia capital. El poderío físico descomunal, y buena prueba de ello es que Nico Pareja no sea un fijo en incorporarse a rematar, y lanzadores como Denis Suárez y Trémoulinas son los ingredientes. El polaco Krychowiak, al que le practican bloqueos y aclarados, es el destinatario natural en este tipo de lances.

Asimetría en ataque organizado.



El ataque posicional es asimétrico. Por derecha, es Aleix el que juega sobre la cal, aunque a veces Coke doble por fuera; y por la izquierda, Vitolo traza diagonales y se incrusta en posiciones interiores para dejar toda la banda al galo Trémoulinas. Excepto Bacca, los atacantes no son rematadores, y por ello el patrón a seguir es meter centros al área entre centrales y portero. Ahí, la ventaja es para el atacante que llega en carrera.